Teletrabajar con niños en casa

Teletrabajar con niños…, ¿misión imposible?

Tabla de contenidos

Siempre has soñado con el teletrabajo, lo idílico que sería tener horario flexible, no tener que “tunearte” cada mañana para ir a la oficina, ahorrarte los trayectos en carretera y, por supuesto, mejorar la vida laboral y familiar. La problemática se presenta cuando el teletrabajo convive con niños en casa. Ya sea porque es fiesta en el cole, porque tu niño/a está pochito/a o porque el coronavirus ha aparecido en nuestras vidas…

Trabajar en casa cuando tienes niños pequeños pululando a tu alrededor puede ser tarea complicada.


A primera hora, tan tranquila, enciendes el ordenador y…, ¡todos los astros se alinean en tu contra! El pequeño se cae del taburete y se echa la leche encima, te predispones a consolarlo, recoger todo el desastre, limpiarlo y vestirlo. Por fin te sientas otra vez, no han pasado ni dos minutos cuando del “mayor” salen las palabras siguientes: –Mamá no entiendo esto–, se lo explicas con toda la paciencia que el Señor te ha dado y, cuando finalmente lo tienes concentrado, otra vez a cambiarle el pañal al del chichón. Así podría continuar hasta las nueve de la noche (rezando para que a esa hora estén durmiendo).


Ante esta situación, nos queda respirar hondo, desesperarnos sólo un poquito, y pensar…, Yes We Can! Para ayudar a gestionar este tipo de situaciones, te dejamos algunos consejos.

Planifica tareas y aprovecha el poco tiempo que tienes

Siempre que tu trabajo te lo permita, no tengas horarios muy definidos y puedas permitirte cierta flexibilidad, levántate temprano, antes de que los bichos se despierten. Por una parte, si avanzas un poco por la mañana y acabas finalizando algunas de tus tareas más pesadas, seguramente te sentirás mejor para abordar otras con más ganas, y por lo tanto, reducir la posible ansiedad causada por el “todavía tengo que hacer…”. Sin embargo, no todas las personas son más efectivas en la mañana. Si eres una de ellas, tendrás que usar tu poder de convicción para que las siestas sean lo más atractivo que pueden hacer los niños después de comer. Y si aún te quedaran fuerzas al final del día, siempre puedes aprovechar después de acostarlos.

Aparta el móvil por un rato

Con lo difícil que es conseguir un ratito de concentración, por favor, ¡no lo malgastes! Según un artículo de ABC, “1 de cada 3 personas mira el móvil más de 100 veces al día, lo que significa que miramos el móvil una media de 1 vez cada 10 minutos sin contar las horas de sueño”. Así que desconéctate del móvil, aplicaciones y correos que no tengan que ver con el trabajo que tengas que hacer, así evitarás distracciones y podrás adelantar mucho más.

Explícales en qué consiste el teletrabajo

Tener niños corriendo a tu alrededor durante todo el día mientras intentas trabajar no es tarea fácil. Quizás no están acostumbrados a tenerte en casa sin prestarles atención. Por ello, es importante que les expliques que, aunque estés en casa, estás trabajando. Pídeles que no te interrumpan durante un ratito y así podrás estar con ellos el resto del día. Un pequeño tip, invítalos a tu lado para que trabajen como mamá o papá. Los niños tienen una gran habilidad para imitar a los adultos. Así que no desperdicies este magnífico poder y ofréceles un “buen puesto” de trabajo en casa. Con una hoja en blanco y unos lápices de colores seguro que logras tenerlos un ratito distraídos.

Mantenlos ocupados

Hoy en día, existen un sinfín de páginas web de las que podemos sacar ideas de actividades que pueden hacer los niños en casa. Por ejemplo, en la revista digital Guiainfantil.com, encontraremos muchas ideas de manualidades para niños.

Otra de las actividades que les ayuda a estar concentrados, y a la vez, estimular la relajación, son los puzzles. En caso de que no dispongas de ellos, también los pueden crear ellos mismos. Simplemente les imprimes una foto, les marcas las piezas por donde tendrán que recortar y…, ¡voilà! Ya lo podrán montar poco a poco.

Dedícales tiempo

Aunque es importante que fomentemos el hecho de que se entretengan solos y no dependan constantemente de nosotros/as, también es esencial que les prestemos la atención necesaria cuando lo necesiten. Debemos diferenciar momentos y centrar nuestra atención en lo que toque en cada momento. Cuando sea hora de trabajar, poner todos nuestros sentidos y no desperdiciar ese preciado tiempo. Cuando nos toque jugar con ellos, será momento de darlo todo y prestarles toda nuestra atención. En definitiva, las horas del día son las que son, pero si nos organizamos bien y empezamos con la mayor de nuestras actitudes, seguro que conseguimos que el tiempo que tenemos en nuestras manos nos cunda mucho más.

Aquí mismo os dejamos algunas de las situaciones que, a parte de lo graciosas que pueden llegar a ser, también nos muestran la dificultad de compaginar el teletrabajo con la crianza de los hijos en casa.

Cabe resaltar la gran profesionalidad que demuestran tener tanto los tres presentadores de televisión, tomando la situación con toda naturalidad, como los padres entrevistados, gestionando momentos improvisados y estresantes sin perder los nervios y dando la mejor de sus caras.

Como queremos que este blog forme parte de una gran comunidad para poder darnos consejos y ayudarnos mútuamente, te invitamos a dejar aquí mismo cualquier idea que creas inspiradora para llevar mejor el teletrabajo y la conciliación familiar. 🙂

Productos más vendidos durante el confinamiento

En nuestra búsqueda sobre los productos más vendidos a causa del teletrabajo, hemos encontrado los más recomendados por los usuarios:

Referencias utilizadas:

¡Si quieres estar al día de todo lo que subimos no olvides visitar nuestras redes sociales!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *